Para soñadores de la realidad y vividores de lo imaginario.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Me gusta...

Me gusta el agua caliente de la ducha en mi espalda,me gusta viajar en metro con un buen libro y, si lo he olvidado, me gusta imaginar la vida de los que están a mi alrededor, me gusta que nadie me hable si me acabo de despertar,me gustan los helados de limón y las tardes de lluvia contempladas por la ventana. Me gusta el tacto de Momo y Sombra, me gusta descubrir autores no descubiertos, me gusta pasar miedo pensando que hay un fantasma en la habitación, y, sobre todo, hacérselo pasar a los demás. Me gusta el café con leche de las mañanas, me gusta escuchar música de todos los colores, me gustan las caras de ilusión que pone la gente cuando reciben una grata sorpresa. Me gustan las hojas caídas del parque cuando el otoño hace su entrada estelar, me gustan mis zapatillas de andar por casa, son mariquitas muy graciosas, me gusta descubrir que entiendo partes de una canción en inglés, me gusta que me sonrían cuando compro algo en una tienda, me gustan las croquetas de mi madre, me gusta pasear por la ciudad. Me gusta sorprenderme al ver un escaparate con un nuevo libro de Stephen King, lo mejor es desde que lo sabes hasta que lo obtienes, me gusta hablar con desconocidos porque sí, a veces me enseñan cosas increíbles del mundo. Me gusta Bruno Mars, hace con su música lo que quiere sin responder a ningún guión establecido, me gusta acurrucarme con una manta las tardes de frío. Me gusta fumar, qué puedo decir, es lo que hay. Me gusta el centro de Madrid, me gustan los documentales sobre historias increíbles, me emociona pensar que lo inimaginable le puede ocurrir a cualquiera, me gustan las bufandas de colores,  me gusta jugar al parchís y al ajedrez, aunque pierda casi siempre. Me gusta despertarme temprano y descubrir  que tengo toda una mañana disponible por delante, me gusta llevar sandalias, no se por qué hacen que me sienta libre, me gusta ir distraída en el coche y que de repente la radio me ponga una canción que me encanta, los pensamientos se dispersan para concentrarme en ella. Me gustan las miradas de complicidad, me gustan los animales, aunque siendo realmente sincera, no todos. Me gustan los libros con finales felices, si el bueno no se salva en la ficción, ¿qué queda para la vida real? Me gusta soñar despierta, me gusta pensar en un amigo y que me llame al móvil, nadie me cree, pero eso es telepatía. Me gusta Elena, te sonríe por cualquier cosa y tenerla en brazos es la mejor terapia que existe.
Me gusta este ejercicio, es bonito. Os lo recomiendo a todos.